RSS

Archivo de la etiqueta: Capitalización del desastre

Realidad ante el desastre: perspectiva turística.

En la publicación de Susan Stonich “International Tourism and Disaster Capitalism: The Case of Hurricane Mitch in Honduras” publicado en el año de 2008, se menciona la capitalización de un desastre en este caso ocurrido en Honduras, lo cual nos permite comprender mejor  la publicación de Naomi Klein en el año de 2008 “La Doctrina del Shock. El auge del capitalismo en desastre”.

Recordemos que la Doctrina del Shock propone visualizar la realidad del modelo capitalista, es decir, después de acontecimientos de carácter político o económico las organizaciones/ dependencias con el objetivo de persuadir y manipular la información aprovechan para fomentar atractivas oportunidades de mercado, por lo cual en el libro se analizan los diferentes acontecimientos históricos que han generado gran impacto y conciencia en la forma que la sociedad debe actuar.

Ahora bien, Stonich analiza en particular el caso del Huracán “Mitch” en Honduras, el cual marcó el antes y después de este país en el siglo XX, debido a que se vio fuertemente vulnerable a causa de los deslaves e inundaciones, esto abordado desde una perspectiva turística permite comprender el impacto que la industria tiene sobre la economía de un país. Para explicar lo anterior, Stonich presenta datos sobre el turismo antes de la catástrofe, los daños causados por este fenómeno, los datos posteriores, y cómo el gobierno  a través de la promoción y difusión de inversiones extranjeras en turismo pretende ofrecer un panorama alentador  con el objetivo de la recuperación del país ante la tragedia, sin embargo se menciona que muchas veces no se toma en cuenta a la población local quienes son los más afectados.

Realidad ante el desastre. Imagen tomada de: Monografías, 2014.

Realidad ante el desastre. Imagen tomada de: Monografías, 2014.

A continuación se presentaran 3 casos a diferentes escalas donde puede verse lo que la autora menciona sobre la capitalización del desastre. El primer ejemplo será a nivel internacional analizando el desastre natural ocurrido en el sudeste asiático, el tsunami del 2004. El segundo ejemplo será  a nivel nacional (en México) abordando los hechos ocurridos en septiembre del 2013 en el Estado de Guerrero y el último ejemplo a nivel local en el Estado de Yucatán, donde se presentará el antes y después del huracán Isidoro ocurrido en el año de 2002.

Tsunami en el Sudeste Asiático.

Indonesia es un país con una importante afluencia turística, además de que el turismo representa un importante componente para la economía y desarrollo del país, cuentan con un archipiélago el cual tiene 17, 000 islas, es considerada la segunda costa más grande del mundo, con más de 250 grupos étnicos y 250 lenguajes distintos, lo que lo vuelve un destino atractivo para los visitantes que disfrutan el contacto con la naturaleza y la cultura. Este era el panorama previo al desastre, además de que ya habían recuperado la imagen turística luego de los atentados en Balí en el año 2002.

Sin embargo, en diciembre del 2004 un sismo de más de 9.0 grados en la escala Ritcher en Sumatra generó un tsunami en el Oceáno Índico con olas de más de 5 metros de altura que impactó las cosas del sudeste asiático provocando la muerte de más de 230, 000 personas, así como la inundación de gran cantidad de comunidades costeras del sur y sudeste de Asia. (U.S.G.S., 2004)

Entre los países afectados se encontraban: Indonesia, Tailandia, Sri Lanka, India, Bangladesh, Burma, Malasia, Islas Maldivas, Somalia, Kenia, Tanzania y las Islas Seychelles (El mundo, 2005). Siendo el más afectado la costa oeste de Indonesia, Sumatra. El tsunami provocó daños materiales de más de 10.730 millones de dólares, así como el movimiento migratorio de más de 1 millón de personas por la pérdida de sus hogares. Los pueblos costeros sufrieron la pérdida de más del 70% de su población. (CENAPRED, 2005)

Después de la tragedia se vivió la movilización de ayuda humanitaria más grande de la historia, ya que más de 60 países en todo el mundo aportaron más de lo solicitado por la ONU, además que instituciones privadas y voluntarios ofrecieron ayuda con víveres y mano de obra para los afectados.

En cuanto al turismo, 12 países de los afectados su economía era dependiente de esta actividad, ya que según datos de la OMT proporcionaban trabajo a más de 19 millones de personas, además  de que tenían el 4% de la llegada internacional de turistas en el mundo y aporta un 23% del PIB Nacional en Asia Meridional. La OMT después de la catástrofe pidió que se valorara la situación del turismo y se elaboraran propuestas para la recuperación ya era un sector resistente y de rápida recuperación. La ayuda internacional para la recuperación se fue a inversiones para el turismo, apoyando principalmente a las micro y medianas empresas.

El panorama actual de Indonesia es un repunte turístico ya que es considerada una economía emergente con un enorme potencial de crecimiento turístico y oportunidades de dinamizar la oferta y demanda de productos y servicios. (Goldman Sachs, 2013).

Balance de un destino después de la catástrofe.

Balance del destino después de la catástrofe.
Fuente: Elaboración propia.

Inundaciones en Guerrero.

Resultados del diagnóstico de riesgos y vulnerabilidad ante el cambio climático en México. Imagen tomada de: SEMARNAT, 2013.

Resultados del diagnóstico de riesgos y vulnerabilidad ante el cambio climático en México. Imagen tomada de: SEMARNAT, 2013.

En México prevalecen condiciones de alta vulnerabilidad ante el cambio climático. La información sobre los impactos climáticos históricos y las tendencias socioecológicas y socioeconómicas, aunados a los fenómenos actuales de industrialización y urbanización, el uso indiscriminado y consecuente deterioro de los recursos naturales, entre otros, representan un problema ambiental, social y económico que se agudizará por los efectos del cambio climático (DOF, 2013). En ese contexto, el gobierno ha incluido mayores estudios climáticos, así como diagnósticos que proporcionan datos en toda la entidad federativa y sobre la cual se puede trabajar para lograr un equilibrio económico, social, político y ambiental, además ante un desastre se puede prevenir a la población y estimar los cálculos de pérdidas materiales.

Relacionado con lo anterior, un ejemplo de desastre, fue el ocurrido en septiembre del 2013, en donde varios estados del país sufrieron severos daños por el paso de dos fenómenos naturales simultáneos, que fueron los huracanes “Manuel” e “Ingrid”. El estado que registró mayores daños fue Guerrero con más de 230 mil afectados, 22 comunidades quedaron incomunicadas y el costo por las inundaciones fue de más de 5 mmdp.  El destino turístico más importante de ese estado que es Acapulco fue uno de los más afectados con alrededor de 170 muertos y desaparecidos, además que 50 mil turistas quedaron varados en el puerto por varios días. El aeropuerto de Acapulco se mantuvo cerrado por varios días, y varias carreteras importantes que conectan al estado con otros sufrieron severos daños.

Antes de que sucedieran los fenómenos naturales en 2013, Acapulco estaba pasando por una etapa de estancamiento en la actividad turística; de acuerdo con cifras oficiales, en 1988 visitaron Acapulco por vía aérea 391 mil 705 turistas extranjeros. Para el año 2000 la cifra se había reducido a 199 mil personas, y cinco años más tarde (2005) únicamente llegaron 131 mil 188 visitantes. El declive más pronunciado ocurrió en los últimos años, cuando el turismo extranjero cayó 74 por ciento: en 2010 se registró la visita de 72 mil 612 turistas, pero en el año 2012 la cifra descendió hasta 18 mil 820 visitantes.

Durante los trabajos de recuperación por el  embate de las tormentas Manuel e Ingrid, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, instruyó a la Secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, a realizar una campaña de “promoción y reposicionamiento” de Acapulco, un destino que antes del reciente evento natural había sufrido un declive en su imagen turística por lo cual se realizaron campañas de promoción bajo el nombre de “Acapulco está de pie”.

Para enero del presente año (2014), en materia de actividad turística ya se había obtenido una derrama de 2 mil 100 millones de pesos, sin haber concluido la temporada. Otros destinos del estado como Taxco, Ixtapa, y playas como Costa Grande han registrado el mayor índice de ocupación hotelera en 10 años.

Actualmente se está buscando la agilización de la infraestructura para el puerto, como lo viene a ser la construcción del  macrotúnel que será el más largo de la República, y otras obras fundamentales como el sistema de agua potable para Chilpancingo. También se están dando a conocer nuevas estrategias y acciones para el estado de Guerrero en materia de seguridad pública y prevención del delito.

Balance del destino después de la catástrofe.

Balance del destino después de la catástrofe.
Fuente: elaboración propia.

Huracán Isidoro.

El turismo en Yucatán ha representado una gran fuente de ingresos para el estado y se han impulsado los sectores cultural, cruceros y negocios: congresos y convenciones. A partir del año 2000, se vislumbraba un panorama de oportunidades y de crecimiento económico referente al turismo de naturaleza en especial el ecoturismo (CICY, 2012).

Ahora bien, en septiembre del 2002, un fenómeno natural afectó el estado de Yucatán, el huracán Isidoro de categoría III en la escala Saffir- Simpson, el cual provocó severos daños materiales, a consecuencia de las inundaciones, el estado se vio incomunicado y sin agua potable por varios días. En materia ambiental el fenómeno afectó a los sitios donde se llevaban a cabo prácticas sustentables como viveros, sitios de anidación de tortugas, UMAS etc, además dañó parte del área de protección en la costa del estado.

Los principales daños a la infraestructura fue en las vías de transporte como las carreteras; sin embargo el sector que más se vio afectado fue el agropecuario y pesquero ya que estos dependen de las condiciones climáticas para su desarrollo y sufrieron grandes pérdida durante el paso del huracán por el estado.

La Ciudad de Mérida después del paso del huracán Isidoro.  Imagen tomada de: La Jornada, 2002.

La Ciudad de Mérida después del paso del huracán Isidoro. Imagen tomada de: La Jornada, 2002.

En cuanto al sector turismo, el huracán afectó la imagen del destino, por lo que el gobernador en turno tomó la decisión de invertir de 8 millones de pesos en acciones de promoción y publicidad dirigida especialmente al turismo nacional, en el ámbito de congresos y convenciones; así como también destinó una parte de esta inversión como apoyo para la infraestructura turística.

Balance del destino después de la catástrofe.

Balance del destino después de la catástrofe.
Fuente: elaboración propia.

Vinculación con el turismo:

El sector turístico representa gran parte de la economía en países con gran potencial (referente a los atractivos naturales, culturales) para el crecimiento y desarrollo económico, político, social y medioambiental.

Como plantean Naomi Klein y Susan Stonich si es cierto que muchas veces ante una desgracia el gobierno y/o diversas instituciones privadas se aprovechan y manipulan a la sociedad a su favor y para mostrar una realidad que beneficia a unos cuantos. Consideramos que se debe rescatar la identidad, se debe procurar un beneficio común y sobretodo la ayuda  solidaria ante un desastre es decir esperar o actuar de una manera que no anteponga una situación política a lo que realmente interesa que es ayudar al levantamiento de una sociedad en desgracia.

Los ejemplos anteriores, permiten visualizar como un panorama ante una catástrofe no tiene que ser siempre desalentador y se pueden optar por medidas oportunas que sean una fuente de ingresos para la sociedad, actuando de una manera responsable, pensando en opciones que garanticen un crecimiento justo y sobretodo no se descuiden factores secundarios, sino que al contrario sea un trabajo en conjunto para lograr una imagen turística verdaderamente real en la que el Gobierno y la sociedad participen, posiblemente sea algo complicado pero podría funcionar y garantizaría no sólo el bienestar económico. sino también social, cultural, político y ambiental.

 

Escrito por: Cecilia López Solís y Abril Brito Argáez

Estudiantes de la Licenciatura en Turismo.

 

Publicaciones de apoyo:

  • Stonich, S. “International Tourism and Disaster Capitalism: The Case of Hurricane Mitch in Honduras” In Capitalizing on Catastrophe: Neoliberal Strategies in Disaster Reconstruction, edited by N. Gunewardena and M. Scheller, 47-68, Lanham, MD: Altamira Press, 2008.
  • Klein, N. La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre. Paidós, 1ra. Ed. Argentina. 2008. Pp. 23- 46.

Tsunami del 2004

Huracán en Guerrero, 2013.

  • El turismo extranjero huyó de Acapulco. (El Financiero 12/03/13). José Antonio Gurrea C. / enviado. Martes, 12 de marzo de 2013. Disponible en: http://biblioteca.iiec.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=19262&Itemid=146 Recuperado el día 30 de marzo de 2014
  • Disponible en: http://www.telefonorojo.mx/2014/1/3/registra-guerrero-derrama-turistica-de-2-mil-100/myta3m Recuperado el día 30 de marzo de 2014.
  • Disponible en: http://www.caribbeannewsdigital.com/noticia/sector-turistico-sera-clave-en-recuperacion-de-acapulco-tras-reciente-desastre-natural Recuperado el día 30 de marzo de 2014.
  • Disponible en: http://www.excelsior.com.mx/nacional/2013/09/18/919139  http://noticias.univision.com/article/1675232/2013-09-17/mexico/noticias/acapulco-esta-incomunicado-y-afectado-por-severas-inundaciones Recuperado el día 30 de marzo de 2014.
  • Disponible en: http://mexico.cnn.com/salud/2013/10/01/menos-turistas-quieren-viajar-a-mexico-despues-de-ingrid-y-manuel Recuperado el día 30 de marzo de 2014.

Huracán Isidoro, Yucatán 2002

  • Patrón, P.(2003). Isidoro el antes y el después. Universidad Autónoma de Yucatán. Pp. 84-98. Disponible en: http://www.cirsociales.uady.mx/revUADY/pdf/224/ru22411.pdf Recuperado el día 04 de Abril de 2014.

 

 

Anuncios
 

Etiquetas: ,